Archivo de la etiqueta: equipamiento cocina

Altura Muebles de Cocina

Al parecer la palabra proviene de “alhacena” y se refiere al mueble para guardar vajilla y alimentos gustosos que se ubicaba en el comedor o la antecocina, pero se masificó como mueble sobre mesada y comienza allí el problema de las alturas y las estaturas.

Salvada la “opertura” lingüística cumpliremos con el propósito métrico de este desafío extremo que abordaremos con la mirada alejada de manuales, usos, y costumbres y concluyen con un inefable ánimo del comitente. La ergonometría en este caso es materia delicada, atravesada por muchas variables y requiere de un “pienso” complejo y detallado.

Lo prioritario estimar la estatura, la “arboladura”, y la flexibilidad de los usuarios y me refiero no solo a quien abonará los honorarios sino a las cotas de quien le picará el seso cada vez que deba encaramarse en la mesada. No hablamos de medir a los clientes pero un ojo atento cuando éstos se apoyen en el marco de una puerta puede ubicarnos ese ranking de “quienes piensan en ellos antes que en su ego”.

La moda de colocarlas a un metro y medio del piso obligando a un diseño de ventanas alargadas y angostas pasó, en buena medida porque obstaculizan la luz en los planos de trabajo y en otra, porque favorecen rotura de crisma no importa la estatura del incauto.

Con una mesada ancha el ángulo de quiebre de la cintura será mas pronunciado y pararse en puntas de pié inútil, mientras que si tan solo hay un apoya platos podremos ubicar el mueble mas arriba y obviar heridos.

Las alacenas sobre mesadas en ángulo solo son aceptables para personas altas o de brazos largos, los demás debemos abstenernos o rendirnos al método de palpación para encontrar de todo menos lo buscado. Norma general es que todo lo de uso diario quede a mano, por eso bodegas, secaplatos y especieros en los rincones siempre serán motivo para que farfullen, y no serán elogios hacia nosotros.

Evoco las alacenas que guardaban conservas y dulces caseros con puertitas caladas para convertir carnes faisandé en civet de liebre y suaves quesos en cajitas de olorosos camembert, hoy substituidas por el horno de microondas y el grill que facilitan otros procesos y debemos ubicarlos para amortizar su inversión.

La consigna entonces será armar el rompecabezas sin preconceptos, pensando en el comitente antes que en el prototipo, en las actividades antes que en la oferta y en el ingenio antes que en el dinero.