Archivo de la categoría: DIFICIL LA CONVIVENCIA

La TIC de “IL Postino”

Ante la tesis probada que los clase 50 tenemos problemas con el uso de las TIC, me propuse desarrollar un pequeño manual de urbanidad cibernética porque no somos mal educados, ni viejos, tan solo nos cayó una revolución encima. Van entonces algunos párrafos de la carta a una amiga de infancia.

Flaca:
Estamos un poquito grandes y si pretendemos retomar contacto como me propusiste, es preciso aclarar un par de cuestiones.

Un e-mail es una carta, pensá en Neruda e “il Postino” ¿Se te ocurre que Don Pablo no respondería a una carta que le mandaras a Isla Negra?
Vos sos Neruda y sé que estás ocupada tras el herrero, tu taller, la quinta, la cocina, los clientes, y con un nieto en los brazos, pero las cartas se responden.
La ventaja del e-mail radica en que la respuesta puede no ser muy elaborada, con un “gracias por las fotos y besos”, cualquiera se conforma. Hasta yo me quedo tranquila.

Ahora bien, si te mando un libro de regalo y me respondés “Nooooo lo puedooooo abriiiiiirR!” (SIC), te mando un S.O.S. y nunca me enteré si seguís sin poder abrirlo o tu silencio responde a que pasaste el fin de semana con las imágenes del curry, la visita a la Reina de Inglaterra, el incendio del foulard, o la vida de la Sra. Posadas, eso no está bien.

En el ejemplo yo soy vos, podrás pensar que me puse jodida con los años pero mi realidad es que estoy horas en la computadora colgada al mail, chat, telefonino y skype, por eso aprendí el protocolo de urbanidad cibernética que indica “al Postino hay que entregarle la respuesta” y yo espero la tuya.

Un beso grande. Marulalula

Anuncios

deseos de año nuevo

En el 2008, los PHD, Master y Doctores  de las ciencias económicas olvidaron que su especificidad es una ciencia social.  Dijeron tantas huevadas  que  podemos esperar sin caer en la ingenuidad, que las plagas pregonadas para el 2009 no sean tales.

En el 2008, los políticos  olvidaron tantas veces  las lecciones básicas de todo dirigente respecto de la prudencia, que también podemos descreer de las bondades que dicen, derramarán sus decisiones sobre “la gente” y que asumen tácitamente pertenecer a algo como “otra gente”.  Es mi deseo que le emboquen, porque a las consecuencias las pagamos “la gente”.

En el 2008, los climatólogos acertaron y erraron tantas veces como les vino en ganas a los “fenómenos” que son su objeto de estudio. En consecuencia podemos con algo de arrojo, obviar sus vaticinios de lluvia y poner la mesa en el jardín y eso que pienso hacer.

En el 2008 solo funcionaron para cada uno de nosotros, la serenidad que nos impusimos, el cariño que brindamos y recogimos, los proyectos que concretamos o los que aún sostenemos con expectativa.

Marulalula les desea un 2009 con  entrañables amigos y hermanos que la vida nos regala – cuando sabemos valorarlos – armonía, alegría y  proyectos en los cuales vale embarcarse.

A cada quien con su tradición, pero por las dudas no olviden usar:

  • calzones rosa o clazoncillo rojo, sin distinción de géreno pero amarillo o puesto al revés
  • something old, something new, somthing borrowed and something blue.
  • cinta roja en la muñeca.
  • vestirse de blanco
  • atorarse con  las uvas o lentejas
  • barrer esta tarde la casa con una escoba nueva
  • poner dinero en los zapatos que usen
  • un anillo en la copa con que brindan
  • velas de todos los colores, porque cada uno trae una bondad
  • sacar una valija a la puerta para recibir muchos viajes

síntesis de anuncios anticrisis

Tras la maratón de anuncios anti-crisis, volvimos al almuerzo domiguero, de padres despertando a hijos trasnochados cuando la comida y la mesa están listos y de hijos poniendo la pimienta necesaria, para sustraernos del fárrago de inquietudes sobre el futuro.

Como es frecuente, buscamos un hilo de intereses comunes, toda vez que son pocos los momentos de encuentro, cuando los cachorrones no encontraron aún cucha propia y los adultos tratamos de acompañarlos en ese tránsito.

Arrancamos con el “gran debate”, cuando Princess para zafar de la politic preguntó porque el choclo asado parecía aceitoso – derivamos en las propiedades nutritivas de los granos, pero devinimos no se sabe como en el eneagrama y pasamos de la realidad a la creencia de la mano de Gurdieff. Princess nos impuso entonces un “esta mesa está muy técnica”.

Con perseverancia, logramos discurrir en otros temas evitando la política pero casi sin querer, caímos en el Tratado de la Ateología, para recibir un “Apa che, ahora sí que mi cerebro esta reducido” a la manera del Master en Pilas – Nikinius.

Digerir el matambre y la convulsión social a la vez, está resultando algo complicado. La conversación es errática, toma impulso y se frena sin demasiados avisos previos, todos nos cuidamos de no agregar dramatismo al que ya vivimos, pero en tantos afanes, nos embrollamos cada vez mas.

Fueron nuevamente los jóvenes los que supieron distendernos con una huevada cibernética recomendable. El blog spot del imperialismo yanqui que surca las PC de muchas familias argentinas, Achmed, Peanut, José Jalapeño, Walter y su creador Dunham, fue el centro de risas y carcajadas que estábamos buscando y que hoy, no encontrábamos en nuestro cultivado sentido del humor.

destrato – mensaje de heladera

Últimamente y por imperio de las circunstancias, lo nuestro se parece a la relación de Cristina con la sociedad. Hay matices que me diferencian y estoy un poco distraída estos días pero que desconozcan mi rol de dueña de casa es fuerte, lo vengo cumpliendo desde hace 20 años y que yo sepa nos les va tan mal con la atención del hotel.

Es innecesario reiterarles que este ha sido un hospedaje de avanzada en el que se ofrece a todos los huéspedes, el placer de no sentirse tales y por lo tanto participar en “alguna” tarea a favor del conjunto. Por si desconocen las maravillas de la modernidad, son estos hoteles boutique en que los viajeros cocinan, limpian las hojas de la pileta o arreglan las flores, los mas selectos y mas costosos del mundo, de modo que están disfrutando de un bienestar que si lo pagasen, les costaría una montaña de dólares.

El recordatorio viene al caso, porque últimamente percibo un cambio de conducta que gira hacia el desconocimiento de la tarea que el otro realiza. En este caso “el otro” vengo a ser yo, gerente, manager, planificadora y pupinauta. Lo que digo se comprueba en múltiples detalles – lavo los almohadones y uds. los tiran al piso para repatingarse mas a gusto me quejo de cierto desorden cuando llego a casa y la respuesta es piquete de ropa sucia en la puerta y amotinamiento de la vajilla en la pileta – compro merengues para hacer un postre y me dejan la bolsa inflada con un nudo al solo efecto de que las migas no se esparzan en la alacena.

Lo digo con onda esas son formas de destrato – palabra que no existe en el diccionario pero que a la luz de los nuevos comportamientos sociales debería figurar en el ranking de la Real Academia Española. En todo caso en mi vocabulario existe y no me gusta exponerme al mismo, de modo que al menos dentro del spa familiar deberemos hacer un nuevo pacto de convivencia que deje de lado a:

Me chupa un huevo

No es mi problema

No existe

No me calienta

No tengo idea

Todo mensaje de heladera tiene devolución

Sra. Gerente:

No hay inconvenientes en volver a delimitar los espacios de sus “huéspedes”, palabra que desde ya no nos gusta, pero hemos  de decirle que hay ciertas conductas de su parte, al menos confusas.

Si la consigna es “hagan un wok”, en el freezer solo hay masa de tarta, en el cajón lechuga y en nuestro  bolsillo 2 cospeles ¿con que se supone que hagamos el wok? Si en cambio es, laven la ropa y no hay jabón ¿tenemos que suponer que son formas de destrato de su parte?

Como decirle – que a ud. nada le chupe un huevo, que todo sea su problema, que exista, que le caliente y que sepa un poco de todo, no siempre nos garantiza una convivencia fluida.

Te queremos mucho. Tus “huéspedes permanentes”.

selectos obsequios de navidad

¿no se les ocurrió nada para ese regalo especial? Les aporto algunas sugerencias y les deseo ¡Suerte en la búsqueda!

Billetera con gps para tu secretaria que demora 5 horas en hacer cada trámite, porque “se pierde” en el centro de Córdoba.

Antiparras para cortar cebolla  para la suegra que aficionada a la cocina,  llora frente a la brunoise onda Martiniano Molina.

Cucaracha de frecuencia AM, para que la secretaria apunte a tu oculista el apellido de los 50 pacientes que atiende diariamente. De ese modo evitarás que grite en la sala de espera “pase Pinchiloni ” cuando tu apellido es Vergalino.

Casette de video en blanco y negro, para el cuasi-yerno que descubrió la existencia de las artes visuales, pero no es artista y tiene un ego que le impide visualizar todo lo que está mas allá  de su propia nariz.

Mini-grabador de solapa, para el que olvida las sanatas con que intenta doblegar tu espíritu. Al menos tendrá que hacer un esfuerzo de imaginación para no repertirse y reducirá tu cuota de aburrimiento.

Pluviómetro de interior, para el vecino que habla del clima en el ascensor, cada mañana cuando vas rumbo al laburo.

a los que te quieren mucho, un carajo para que desde lo alto del mástil  griten ¡¡¡tierra!!! antes de que te estroles en el piso

a los consecuentes lectores de estos devaneos huevones ¡feliz navidad!

estrógenos y progestágenos – un caleidoscopio biológico

En un rincón, se debatían las consecuencias de que la medicina moderna esté administrada por contadores y managers, dejando a los médicos fuera de las decisiones sobre la prestación de servicios de salud. En opinión de las excelentes profesionales que se desempeñan a uno y otro lado del mostrador, tanta tecnología no arroja estadísticamente, mejoras proporcionales en la salud pública. Un tema apasionante para ejercer ciudadanía, pero el motivo del encuentro era festivo y no tenía el ánimo de estropearlo.

En otro ángulo, se hablaba de ex maridos, cuasi maridos, la gama de cama afuera, semi cama, leito y por supuesto la relación de ellos – los varones de todas las versiones – con los hijos de ellas. El remate fue de manual, en medio de la batahola se escuchó, “se dan cuenta, acabo de recibir un mensaje de texto que dice ¿me prestás los chicos el domingo que tenemos un asado con familias? Claro, necesita que se los preste, porque no asume que son suyos.”

Semejante cierre obligó a cambiar de tema y devinimos en las ventajas de la dermolipectomía , que descubrí es una cirugía para sacarse los rollos que los años nos aportan. ¿Si es tan simple, porque los llevo desde hace tantos años? pregunté. Cuando llegamos a las curaciones, complicaciones, faja y demás yerbas que no se cuentan así de fáciles, acaricié mis rollos con mucho mas cariño que antes. Mientras lo hacía, una reciente dermolipectomizada sentenció “Ahora que me veo la petaca, descubrí que tengo una cana ¡Qué depresión!

Al carajo con la dermonoséque, para no encontrarnos nada raro en la petaca. Pero esa cana fatídica nos condujo a los pelos de la cabeza , en los que el formol hace maravillas. Te lo plancha “for ever” y crece derechito y clinudo como el de los guayqueríes. Esto previa tintura, para que la cana del pubis que también tenemos en la cabeza, no salga como una víbora por todos los poros del cuerpo, incrementando la depresión.

Imposible que un conjunto tan ecléctico quedase solo en los miedos que la edad nos genera. Por lo tanto encontramos el momento para intercambiar experiencias sobre la virgen de Salta y los videos de un sociólogo sobre tabúes muy en boga, que dieron pié a que cada una contase como le va el baile y en este tránsito estábamos todas, por muy diversos motivos.

Las burbujas del champagne subían y con ellas volvieron ellos, el centro de nuestras vidas y nuestras pasiones – nuestros hijos y sus padres. La tormenta que se avecinaba no alcanzaba para bajar las burbujas ni las ansiedades que los varones nos generan y se imponía un cierre que aportó la dueña de casa, haciendo gala de una creciente y profunda sabiduría.

“y bueno chicas, nadie es perfecto”

Sintiéndome contenida en el “universo nadie”, volví a casa contenta, divertida, con información muy actualizada y liberada de todas mis imperfecciones.

madres – diosas – humanas

Para el comercio y sus pregoneros – los medios de comunicación – hoy todas somos diosas.

Harappa envidiaría nuestra energía y nuestra danza creadora dejaría a Siva Nataraja, mas embobado que a un niño en la bombonería.

Inanna solo descendió a Irkalla una vez, pero nosotras lo hacemos cuando nos place y retornamos al mundo de los vivos, como portadoras de vida y sus placeres.

Maat se sentiría torpe ante nuestro sentido de justicia.

Nos desencontramos con Adán a cada rato como Lilit, preguntándole ¿Por qué he de acostarme debajo de ti? yo también fui hecha con polvo, y por lo tanto soy tu igual, pero estamos en el siglo XXI y tomamos la posición que mas nos place.

Somos capaces de generar las mayores tormentas y olas gigantes que todo lo invaden, mientras Sedna nos espía, aceptando que lo suyo no es nuestro Tsunami, sino mas bien una tormenta tropical.

Superamos a Atalanta en las habilidades de la caza, y también la pesca de todo varón que llame nuestra atención.

Somos nutrientes puras de la tierra verde y joven, ciclo vivificador de la vida y la muerte, protectoras de la familia y todo eso lo hacemos bajo la lánguida mirada de Deméter.

Es saludable que recordemos que además de diosas todos los días, somos humanas y como tales, nos equivocamos, nos cansamos, nos olvidamos, nos acongojamos, nos irritamos …y

TENEMOS DERECHO A TODO ESO Y MAS

la marca en el orillo

Hay personas que necesitan creer que nacieron de un repollo, que morirán de pie como un cardón en la puna y que mientras tanto, apartándose de la pena, del sufrimiento o de la enfermedad de otros, evitarán el maleficio de sufrir  cáncer, depresión, del corazón o de los achaques de la vejez.

Su ideología puede variar desde la religiosidad al ateísmo, pero son siempre soldados de su pensamiento, practicantes acérrimos de sus ideas. Sus genes pueden amasarse en una pasta  bien argentina, pero renegarán de la nariz granulosa del abuelo Fritz o de las tetitas de la abuela Carmencita, porque si se alejan de su arquetipo físico, la culpa es de ellos y si se acercan es mérito propio, son las horas de gymnasio y masajes que atesoran.

Creen haber crecido a base de sushi extrañamente maridado con champagne, les brillan los ojos al recordar el matambre arrollado de la tía Herminia y el Gancia con limón de su marido Gervasio pero no disfrutan de ninguno, en un caso porque piensan en la billetera y en el otro porque no está bien visto comer eso.

La única herencia que aceptan es patrimonial, siempre que tengan la suerte de que sus viejos no perdiesen todo en el camino, como consecuencia de la política del despojo que soportamos desde hace 40 años. Pero los repollitos tampoco quieren darse por enterados de esa historia, siguen poniendo su voto en las urnas sin averiguar demasiado que hizo, quien es y quienes lo acompañan al candidato, porque saber contamina y la ignorancia en cambio, los defiende del sufrimiento, los releva de obligaciones y les facilita seguir viviendo como boludos alegres.

Olvidan los repollos que en el orillo de una hojita chiquita cerca del corazón, llevan una marca que no podrán ocultar tras ningún maquillaje.

ACTOS DE AMOR

O UN CAPÍTULO DEL TRATADO DE EXCUSAS HUEVONAS

No te rías porque pasé un momento horrible. Tengo un problemita, es como un juego sin importancia, me indigna gastar dinero en nafta, tiemblo frente al surtidor y como tengo calculado cuantos viajes de casa al consultorio puedo hacer con la luz roja encendida, me desafío a mi misma y solo en extremo, le cargo $ 20 con bronca.

Mi marido es un tipazo, pero ya te expliqué que sus genes están cargados de excesiva valoración de los autos, hasta compra revistas de autos y para mí, son unas cosas con 4 ruedas que me transportan.

Vino con que tenía una gran oportunidad para cambiar mi auto. Me harta tanto con los autos que le dije, bueno mi amor si eso te hace feliz, cambiemos mi auto. Con lo detallista que es, tras el auto nuevo vino el tema que había que controlarlo y me pasé una semana manejando el auto grande … el de la familia … el de las vacaciones y con miles de recomendaciones de que cuidase la joya.

Una semana tensa, mirando a todos lados con pánico de estrolarme. Cuando se prendió la luz del combustible, recordé que viajando a Paraná dijo que podía hacer 80 km con la reserva. Saqué cuentas y seguí yendo y viniendo, a trabajar y cuidar de la casa, los chicos, bueno todo esto de la mujer moderna.

El sábado a la noche salió con ese auto y no volvía, lo llamé al celular y escuché:

Carajo, siempre lo mismo, me quedé sin nafta en la Nuñez.

El grito en el teléfono me expulsó a la calle para ayudarlo y lo encontré esperando al auxilio en medio de un despelote de autos y gente, medio que me achiqué pero era tarde. Yo no sé, la crisis solo nos llega a los odontólogos, la gente sale de joda como loca, pero volviendo al Flaco, la escena fue mas o menos:

¡Es increíble, lo peor de todo es que no vas a cambiar nunca, porque ya llevamos 15 años de esta cuestión y no aprendés!

Flaco, … no dejes que la ira te invada … pensá en positivo, en la hermosa familia que tenés, los chiquitos, la casa hermosa.

Por favor no digas nada, andate a cuidar esos chicos que quedaron solos. Tenés un auto con gas y nafta al pedo, porque lo mismo te quedas sin combustible.

Lo que pasa es que vos tenés que hacer un acto de amor cuando vez la luz roja y llenarme el tanque. Considerá que yo hago actos de amor por vos cada vez que viajas, te plancho las camisas y odio planchar, pero lo hago feliz para vos.

Me salvó el de la grúa, que muy de brazos cruzados dijo:

¿Jefe, que hacemos? porque acá nos van a cagar a palos si seguimos embotellando el tránsito.

enfermos del culo

Chistes feministas dicen que los hombres tienen dividido el cerebro, que a veces piensan con el seso y otras con el pene. Como contraparte, chistes machistas aluden a nuestro discernimiento por vía neuronal u hormonal.

mi hipótesis no distingue género ¡hay personas que piensan con el culo!

¿Con que parte de su humanidad piensa, quien ataca al portador de noticias que preferiría no dar? Solo puede ser con el culo, porque lo que en realidad hace es defecar sobre el mensajero, que casi siempre es también damnificado.

¿Con que parte de su organismo piensa quien defiende sus ideas, menoscabando la de otros? Decididamente es con el culo, porque lo que produce es solo un gas hediondo que no convence a su interlocutor y tampoco construye consenso.

¿Con que sección biológica piensa quien se revuelve en el resentimiento para no asumir sus propias frustraciones? Y … es con el culo, porque es la vía que encuentra para desparramar su intolerancia pudiendo a la vez excusarse de … hablar sin pensar.

¿Con que parte del cuerpo piensa, quien ante el padecimiento ajeno, dedica su tiempo a sacar cuentas monetarias? Hay una sola parte de cuerpo que puede fruncirse tanto, como para transformar la tristeza o la angustia en dolor personal y esa parte es el culo.

¿Con que piensa el egoísta que no puede alegrarse del éxito ajeno? Solo con el culo, porque es el único agujero que le queda tras apretar la boca, para que no se aprecie su pequeñez.

para prevenirse según esta teoría

· Mirar siempre el culo de la gente, por placer y también por prevención.

· Acostumbrarse a transitar por el mundo, con un sensor que detecte a los enfermos del culo.

· Alejarse temporal o permanentemente de quienes piensan con el culo, según sea el grado de recurrencia al mismo, de los sujetos en cuestión.

PD: el título del post es un pequeñisimo homenaje a un gigante del teatro cordobés, Paco Gimenez y a su obra “Enfermos del Culo”