Una ley de espaldas a la ciudadanía

Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de Córdoba

 

En agosto de 2010 la Legislatura cordobesa sancionó la Ley N° 9814 de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos con arreglo a lo dispuesto en la Ley nacional de Presupuestos Mínimos de protección ambiental para el enriquecimiento, restauración, conservación, aprovechamiento y manejo sostenible de los Bosques Nativos N° 26331. Lo hizo en medio de fuertes críticas de organizaciones y expertos que habían sido convocados para elaborar un proyecto participativo y consensuado, toda vez que se votó un dictamen de mayoría con diferencias sustanciales respecto de aquella propuesta original que había demandado no sólo meses de trabajo sino un serio compromiso profesional e institucional.

El resultado de esa actitud irresponsable de muchos legisladores cordobeses está generando serios problemas de depredación del capital ambiental de la provincia y también una situación de inseguridad jurídica que pone en riesgo la sustentabilidad de nuestros recursos naturales, entre ellos el agua de ríos y arroyos que nacen en nuestro territorio y abastecen a más del 90 % de la población y la producción provincial.

Expertos de la Universidad Nacional de Córdoba que participaron de la Comisión de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos elevaron un informe aprobado por el Consejo Superior el 21/9/2010, que sostiene: “La amenaza sobre la sociedad de Córdoba es sin precedentes y las respuestas requeridas tienen que ver con el carácter público de la cuestión ambiental y con la decisión política de planificar estratégicamente en la escala territorial incluyendo la variable social y superando las coyunturas electorales. Las perspectivas a futuro para la sociedad cordobesa son difíciles de evaluar…

En el largo plazo las consecuencias de la ausencia de políticas públicas están arrastrando a Córdoba a una situación de crisis ambiental prácticamente irreversible.”[1]

Por su lado, el 30 de diciembre de 2010 la Universidad Nacional de Río Cuarto presentó una “Acción Declarativa de Inconstitucionalidad contra la Provincia de Córdoba y otros”  (Expte 67/2010) y el 17 de agosto del siguiente año la Procuración General de la Nación emitió dictamen a favor de la competencia originaria de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, por lo que deberemos esperar ese fallo.

En su informe de diciembre del 2011 el Defensor del Pueblo de la Nación señala: 

No se ha hecho explícita la forma en que fueron utilizados los 10 criterios de sustentabilidad fijados en la ley 26.331 para definir las categorías propuestas en la ley de OTBN provincial (y plasmadas en el mapa de ordenamiento aprobado por la ley).

No obstante, de la lectura de la ley 9.814 y los decretos reglamentarios 170 y 1476 -y su comparación con la ley nacional- y las consultas realizadas puede determinarse que se estaría incumpliendo la ley nacional en los siguientes aspectos:

 1. La ley provincial promueve actividades productivas en bosques de alto valor de conservación.

2. La ley provincial permite que los bosques de alto valor de conservación desciendan de categoría.

3. La ley provincial no tuvo en cuenta las opiniones emanadas del proceso participativo previo.” 

El mismo informe concluye que “en este escenario, los límites de cada categoría de conservación que están reflejados el mapa de OTBN de la provincia de Córdoba carecen de sentido ya que la flexibilidad que permite la ley provincial provoca que los bosques de alto valor de conservación (categoría I o “rojo”) puedan ser modificados en cualquier momento bajo determinadas condiciones, tergiversando el principio de protección que inspira a la ley nacional.

Por lo tanto, se concluye que la provincia de Córdoba deberá emplear las vías legislativas y administrativas necesarias y convenientes con el objeto de asegurar la efectiva protección de los bosques, adecuándose así a los principios y previsiones de la ley nacional.” 

Estas prestigiosas instituciones y expertos nos están alertando sobre las graves consecuencias del desmonte en las nacientes de cuencas hídricas y del avance de la urbanización sobre faldeos de las sierras cuyos efectos generan desbordes en épocas de lluvia y escasez en las de sequía; en la necesidad de impedir la discontinuidad de áreas naturales y la ejecución de actividades agropecuarias en bosques y pastizales que reducen la  capacidad de absorción de suelos e incrementan la erosión; en adecuar sin dilaciones la ley provincial a las leyes superiores evitando zonas grises que faciliten el avance de la frontera agropecuaria a costa de las áreas naturales. 

Los ciudadanos no debemos dejar las cosas en manos de quienes no fueron capaces de pensar en el bien común y valorar adecuadamente la necesidad de proteger nuestro patrimonio ambiental, por lo que nos asiste el derecho de insistir ante las autoridades en la necesidad de rectificar una ley que pone en riesgo nuestra calidad de vida.

 


[1] Informe sobre el trabajo de la Comisión de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo – Diagnóstico y Perspectivas de los Bosques en Córdoba –  Dra. Alicia H. Barchuk/Dr. Fernando Barri/Ing.Agr. Andrés Horacio Britos/Dr. Marcelo Cabido/Ing.José Fernández/Biol.Daniela Tamburini
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s